Oppo R15 Pro, análisis y experiencia de uso

Hace ya unas semanas que Oppo anunció su llegada a España, presentando recientemente el Oppo R15 Pro. Llevamos ya unos días con él y te contamos nuestra experiencia con uno de los principales móviles que el fabricante chino ha decidido traer a España.

El Oppo R15 Pro parecía un móvil orientado a la gama media premium, un mercado cada vez más saturado de alternativas, como Honor, Xiaomi o OnePlus. Cada fabricante está poniendo toda la carne en el asador, y Oppo tendrá que demostrarnos por qué su nuevo modelo merece más la pena que estos grandes que ya conocemos de sobra.

Se trata de un terminal completo en prestaciones, con numerosas virtudes, pero también con algún que otro defecto. Un móvil con una capa de personalización a la que no estamos acostumbrados, pero que tampoco funciona del todo mal. Te contamos todo lo que debes saber de este móvil.

Ficha técnica del Oppo R15 Pro

  • Pantalla: 6.28″ (2280 × 1080 píxeles) Full HD+ 19:9 OLED
  • Procesador: Octa Core Snapdragon 660 (Cuatro núcleos a 2.2 GHz Kryo 260 y cuatro a 1.8 GHz Kryo 260) with Adreno 512 GPU
  • GPU: Mali-G72 MP3
  • Memoria RAM: 6 GB
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Micro SD: de hasta 256 GB
  • Cámara trasera: sensor de 16 Mpx con flash LED y apertura f/1.7, tamaño de sensor1/2.6″, modelo Sony IMX519, 1.22 μm de tamaño de pizel, EIS y sensor secundario de 20 Mpx con f/1.7
  • Cámara delantera: 10 Mpx con apertura f/2.0
  • Otros: sensor de huellas
  • Conectividad: 4G VoLTE, WiFi 802.11 ac (2.4GHz + 5GHz), Bluetooth 4.2, GPS + GLONASS
  • Versión de Android: 8.1 (Oreo) con ColorOS 5.0
  • Batería: 3400 mAh con carga rápida VOOC Flash
  • Dimensiones: 155.3 × 75 × 7.5 mm
  • Peso: 175 gr

Diseño a la moda de 2018

Si eres uno de esos usuarios que detesta el notch, y está dispuesto a poner en una lista negra a cualquier móvil que apueste por este tipo de pantalla, pues ya puedes parar de leer, este móvil no es para ti. Mucha pantalla en un frontal que no deja espacio a mucho más.

Sí, Oppo ha querido apuntar a las tendencias con un 84,1 %  de pantalla (según GSMArena) y un notch. ¿Afecta este diseño a la experiencia de uso? Diría que depende de tu uso. La razón es que esta distribución de pantalla no deja espacio alguno a los iconos de notificiación que antes podíamos consultar en la barra de estado, por lo que técnicamente perdemos una característica como usuario de Android puedas valorar. A nivel personal no me afecta ya que cada vez tengo más notificaciones desactivadas en mi móvil, tal y como conté en este artículo.

Más allá de este pequeño inciso sobre el tema de la pantalla, mencionar que el diseño es precioso, elegante, y que llama la atención, para bien. Se trata de un móvil más que recurre al metal en los marcos y trasera de cristal. El cristal tiene los bordes ligeramente curvados, convirtiéndolos en un móvil tremendamente cómodo de manejar. Tener un buen diseño no es solo hacer que sea bonito, sino que debe ser práctico.

No obstante, también es un móvil precioso. La unidad que nosotros hemos podido probar es en color rojo, y a pesar de no ser un color que me apasione especialmente, al final ha levantado pasiones en mi, planteando si elegí bien mi gusto por el color azul.

El rojo de este móvil es brillante, siguiendo un degradado de rojo claro a oscuro. Es brillante y aunque se queden las huellas con facilidad, no se notan tanto. El rojo del marco lateral es uniforme, en un tono rojo metalizado que también está muy chulo. El lector de huellas también es rojo, pero en una tonalidad un poco rosada. Para los amantes del rojo, este móvil es espectacular.

Pasando a los elementos, tenemos la doble cámara trasera acompañada de un flash LED en la zona superior izquierda. Más abajo el lector y logo de Oppo, y los típicos escritos del modelo y donde ha sido fabricado.

Más destacable es la zona inferior, donde tenemos el altavoz, micrófono principal (el de cancelación de ruido se encuentra en la zona superior), así como un único altavoz y micro USB. ¿Cómo? Como lo lees. No entendemos la decisión de Oppo y por qué un móvil tan caro tiene un puerto que hace años que los móviles de esta categoría no utilizan.

Es un móvil que cautiva y llama la atención. El Oppo R15 Pro en rojo levanta pasiones.

Por último, destacar que en la zona izquierda tenemos los botones de volumen. Estos dos botones suelen estar unidos en un único botón largo, pero aquí Oppo ha querido tenerlos separados. En el último lateral tenemos el botón de encendido y la ranura para tarjetas SIM y MicroSD.

Todas las prestaciones que podrías esperar de un móvil de categoría

Dentro de este móvil nos encontramos con una configuración de hardware bastante atípica. Un Snapdragon 660 con 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

“¿Eso no era un procesador de gama media?” pues sí, más o menos podríamos decir que lo es, aunque en términos de rendimiento está bastante cerca del Snapdragon 835. Lo cierto es que cuando empecé a utilizar este móvil no sabía ni que procesador estaba utilizando, y hasta que no he comenzado a escribir este análisis ni me he enterado que tenía un procesador de segunda categoría.

Tanto el lector de huellas en pantalla como el desbloqueo facial son rapidísimos.

El Oppo R15 Pro vuela, y no he notado diferencias drásticas con la experiencia que he tenido en el resto de móviles que uso con frecuencia (Google Pixel XL, OnePlus 5, Galaxy Note 8) no he notado un rendimiento inferior. Tampoco si lo comparo con móviles como el Xperia XZ2 u Honor View 10 que probé en el pasado.

Las diferencias en potencia seguirán ahí, eso es completamente cierto. Al final si el resto de rivales nos están ofreciendo en esta línea de precios equipos con Snapdragon 845, lo normal es que exigamos que esté al mismo nivel. Quizás no porque hoy vayamos a notar un rendimiento superior, sino para un futuro donde ese extra de potencia nos podría dar algunos meses más de uso a pleno rendimiento.

Aunque no tiene problemas de rendimiento, podrías echar en falta tener lo último de lo último.

Si no nos fijamos en los números, al final la experiencia de uso es de gama alta. El sistema funciona fluido y los juegos se comportan a pleno rendimiento gracias al modo de juego de Oppo que mejora los gráficos, un modo parecido al GPU Turbo de Huawei.

La pantalla está a un buen nivel también, aunque de primeras no impresiona. La calibración de la misma termina mostrando colores muy naturales, por lo que aunque no tenga ese efecto “wow”, también te da un punto de vista más neutro a la hora de tomar una fotografía y saber que cuando la compartas, la gente la va a ver con los mismos tonos que habías capturado.

Hablando del brillo, a nivel máximo es suficiente para leer sin mucha dificultad a plena luz del sol (y a la sombra, se lee perfecto). Quizás lo que más me haya gustado de esta pantalla es el brillo automático, algo que muchos móviles Android descuidan (incluso en gamas superiores). El del Oppo R15 Pro funciona particularmente bien.

La pantalla destaca por sus colores naturales y su excelente brillo automático.

Color OS y lo que es capaz de ofrecer esta capa de personalización

Oppo no es una marca que conozcamos mucho. Hace unos años que no estaban presentes en nuestro país, y desde entonces la marca ha mejorado mucho su capa de personalización. A nivel visual, sigue estando inspirada en iOS, aunque en el fondo de todo nos encontramos con Android 8.1 Oreo.

Durante los próximos días os contaremos en un artículo más detallado todos los secretos de esta capa de personalización, pero de pronto vamos a comenzar por los detalles que más importantes nos han parecido.

  • A la hora de descartar una notificación, no podemos hacerlo deslizando. Es necesario que deslices la notificación de derecha a izquierda y pulsar el botón rojo que aparecerá. Un paso adicional e innecesario a la hora de borrar notificaciones que solo añade molestias.
  • Tenemos un modo juego que mejora los gráficos y es capaz de bloquear llamadas y notificaciones.
  • Además de carpeta segura y aplicaciones protegidas con contraseña, tenemos un modo niños que nos permite limitar el uso del móvil a un tiempo de uso concreto, además de poder elegir que aplicaciones podrán o no abrir tus niños.
  • En los ajustes de privacidad tenemos un teclado seguro que aparece a la hora de introducir contraseñas de forma automática. Este teclado destaca por no registrar nuestras pulsaciones, lo que evita que si usamos algún tipo de teclado que no sea muy de fiar, no nos puedan robar la contraseña. Por defecto y en el resto de ocasiones, el teclado por defecto de Oppo es GBoard, el teclado de Google.
  • Tiene un limpiador de espacio.
  • Más importante aún, en el limpiador de espacio tenemos una herramienta creada exclusivamente para limpiar el WhatsApp. Top.
  • Tenemos gestos personalizables con la pantalla apagada. Una seña de identidad de Oppo que sigue presente y que funciona muy bien. Por ejemplo, podemos dibujar una O para activar la cámara, V para usar la linterna o >, <, || para controlar la música sin encender la pantalla.
  • Podemos abrir la cámara desde los ajustes rápidos.
  • Tenemos desbloqueo facial y funciona muy bien.
  • Si usas auriculares, tienes acceso a un ecualizador.

Un detalle adicional que nos ha llamado la atención es que este móvil se encuentra en la lista de dispositivos que soportan la versión beta de Android P de forma oficial, por lo que es de esperar que sea de los primeros dispositivos que acabe recibiendo la nueva versión de Android. No hemos podido probar esta versión de momento, pero que podamos acceder a una versión beta de Android que anteriormente quedaba reservada a los Nexus y Pixel es cuanto menos curioso.

Autonomía y carga top, con un pequeño error

A la hora de hablar de autonomía, los móviles chinos están envueltos en su propio mito. Normalmente las capas de personalización chinas extienden la autonomía de estos móviles en base a recortar procesos en segundo plano, lo que suele repercutir en que a veces nos quedemos sin recibir notificaciones.

En este aspecto, el Oppo R15 Pro no nos ha decepcionado. Sus 3400 mAh nos dan autonomía para día y medio, o incluso para terminar un día exigente con batería de sobra. Mi uso en estos días se ha resumido a ver cerca de una hora al día de Netflix, una hora de escuchar Podcasts, una hora de jugar. Además de todo ello, también he tirado de tethering para trabajar en movilidad y el uso típico de correos, redes sociales y mensajería.

Muy destacable el consumo de batería en reposo, Oppo aquí lo ha hecho francamente muy bien. Muchos móviles Android flaquean en este aspecto, y el consumo en reposo de este móvil está a la altura de los mejores.

La carga rápida nos ha dejado un sabor agridulce. Bajo el nombre de VOOC, nos encontramos con un cargador de 5 V a 4 A, es decir, 20 W. ¿Te resulta familiar este cargador? En apariencia es similar al cargador Dash Charge de OnePlus. Miralos, son exactamente iguales en todo. Al final, Oppo y OnePlus son compañías cercanas que en ciertos aspectos comparten su tecnología, y VOOC y Dash Charge parecen ser lo mismo, con un nombre distinto.

O eso me gustaría decir, ya que cuando vemos el cable, todo esto se viene abajo. No tenemos USB Tipo C, sino MicroUSB. Probablemente la interfaz de transmisión si que sea la misma, ya que el conector USB Tipo C de OnePlus opera bajo la interfaz USB 2.0. Nos choca mucho ver en 2018 un puerto no reversible. Nos choca y nos molesta, ya que además de ello, es una tecnología propietaria, y no podremos aprovechar la carga rápida de cargadores estándar.

La carga rápida es excelente, pero ¿microUSB?

Eso si, dentro de su mundo y cargador oficial, la carga rápida es tan buena como la de OnePlus. En una hora tendrás la batería cargada sin problemas.

Una cámara que entiende de filtros y cargada de IA

Antes de la llegada a España de Oppo teníamos claro que su mayor apuesta estaría en la fotografía. Su público objetivo es el público joven, y centran toda su experiencia en satisfacer los gustos y necesidades de este público.

Hablando de resultados en bruto, es una cámara polivalente. Los resultados conseguidos son aceptables para cualquier tipo de situación. Quizás en fotografía nocturna los resultados si que puedan verse muy penalizados si la fotografía tiene movimiento, ya que le cuesta un poco enfocar. Eso si, en estas situaciones con mantener el pulso tendremos muy buenos resultados. Te dejamos a continuación una galería fotográfica con nuestros resultados.

Click para acceder a la galería en Google Photos.

Más allá de ello tenemos dos aspectos clave que Oppo ha querido resaltar. El primero de ellos es la “Inteligencia Artificial”, ese componente que cada vez más fabricantes añaden a sus cámaras. Básicamente es un reconocimiento de escenas más pulido que el tradicional. También podemos utilizar la IA en el modo belleza. Pero seamos serios, nadie utiliza el modo belleza, ¿verdad?

La experiencia fotográfica va más allá de tomar buenas fotos. Los filtros integrados ayudan a mejorar la experiencia.

Quizás lo más interesante en la experiencia fotográfica sea la inclusión de filtros dentro de la propia cámara. Estos filtros están activos tanto para las fotografías como para la grabación de vídeo, y la variedad nos gusta, la verdad.

Otro aspecto que nos ha gustado es el modo retrato. No es el móvil que mejor los hace, pero disponemos de filtros que usamos en exclusiva para el modo retrato. Mi favorito es Luz de película.

Este ejemplo muestra los cinco estilos que ofrece el modo retrato.

En temas de grabación de vídeo, la estabilización y el modo de cámara lenta funcionan correctamente. Quizás en grabación con poca luz la cosa se complique mucho, ya que produce una especie de “efecto terremoto”, algo típico en los móviles con estabilización electrónica.

Lo que más me ha gustado del Oppo R15 Pro

Llegando al final de este análisis resumimos de forma sencilla los aspectos que más nos han gustado y los que menos. Nos centramos en los pequeños detalles por los que elegir o dejar pasar este móvil. Allá vamos.

  • El diseño es impresionante. A pesar de su gran pantalla, su diseño y ergonomía hacen que sea fácil de utilizar. El color rojo es espectacular, es un móvil diseñado para lucir, para que la gente te pregunte por él. Eso si, a pesar del color metalizado, recuerda que es de cristal.
  • En ningún momento sientes que tenga un procesador de segunda categoría. Funciona excelente y en ningún momento sientes que quizás estarías mejor con un móvil más potente.
  • La autonomía y certeza de que podrás aguantar con el móvil hasta los días más intensos.
  • Los filtros de la cámara y efectos de iluminación en modo retrato. Nunca destrozar una foto fue tan divertido.
  • La versión base viene con 128 GB y tenemos slot microSD. No te vas a quedar sin espacio.
  • Como extra, en la caja tenemos unos auriculares jack que se escuchan muy bien y una funda de goma transparente para emergencias, además del cargador. Oye, mejor tenerlas y no necesitarlas que necesitarlas y no tenerlas.

Y lo que menos

También hay cosas que no nos gustan tanto de este móvil, aunque la mayoría son por comparación directa de sus rivales.

  • Vale que la carga rápida sea muy buena, pero ¿micro USB? ¿en 2018? ¿en esta categoría?. Es una broma de mal gusto.
  • Lo de tener que eliminar las notificaciones deslizando y teniendo que pulsar después un botón es un incordio. ¿Por qué debemos pasar esta tortura que ningún otro móvil Android tiene?
  • Sus rivales directos tienen Snapdragon 845. Ya hemos dicho que no lo echamos en falta, pero vete a saber si dentro de un año no echas de menos esta configuración de potencia.
  • Lo del Snapdragon 660 sería perdonable si tuviesemos alguna tecnología puntera que sus rivales directos no tienen, como sonido estéreo, resistencia al agua o carga inalámbrica.
  • Y cuesta 650 euros de precio de lanzamiento.

A quién recomiendo este móvil

Emitir un juicio sobre el Oppo R15 Pro es complicado, y más si te dedicas a comparar con sus rivales directos, que en este caso serían el OnePlus 6, Xiaomi Mi Mix 2S (y Mi 8), Huawei P20 y Honor View 10. Incluso el Xperia XZ2 ronda este precio.

La verdad es que el único punto débil de este móvil es que sobre la ficha técnica sus rivales parecen ofrecer más, pero al final todo se resume en una comparación de procesador.

Si no te fijas en esos detalles técnicos y pruebas el Oppo R15 Plus verás que no hay una diferencia. Es una opción a considerar ya que es un móvil que grosso modo, funciona rápido, la batería dura un montón, toma fotos de buena calidad y tiene almacenamiento de sobra para cualquier perfil de usuario.

Quizás su distribución sea un punto fuerte. 650 euros parecen mucho, pero puedes adquirirlo en Mediamarkt, Fnac y El Corte Inglés, sitios donde suele ser más complicado encontrar ofertas. Si prefieres la compra física, este Oppo R15 Pro debería estar en tu lista de preferencias.

En resumen, el Oppo R15 Pro es un móvil bonito y cómodo de utilizar, un móvil hecho para lucir y con el que las personas a tu alrededor acabarán preguntando con interés “cual es ese móvil tan chulo”. Un móvil que además cumple en todos los aspectos clave que nos importan en el día a día.

El Oppo R15 Pro es una apuesta equilibrada que juega sus mejores cartas en diseño y experiencia fotográfica.

Oppo R15 Pro, análisis y experiencia de uso

Source link

Descargar anime por Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *