Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

El eco del trueno provocado por el OPPO Find X aún resuena en el ambiente. El fabricante chino ha decidido apostarlo todo a un móvil que innova tanto en diseño como en el uso. Por fuera es limpio, por dentro es potente. Y también en su interior aloja su sistema de cámaras y sensores de detección. Sí, este móvil ha nacido para atraer miradas.

He podido probarlo en una toma de contacto. Estuve a solas con el móvil, aprecié cada milímetro de su doble cara de cristal, jugué con el sistema motorizado que despliega su bloque de cámaras y sensores de reconocimiento facial. La experiencia es extraña, pero sorprendentemente agradable. ¿No queríamos móviles que se alejasen de inspiraciones y copias? Tras probar el OPPO Find X puedo decir que la experiencia que arroja es distinta a la del resto. Eso sí, quizá no tanto como para merecer la inversión.

Habrá tiempo para un análisis exhaustivo más adelante, ahora me centraré en todo lo que he podido probar durante el lapso que nos unió en París. La ciudad del amor ejercía perfectamente su marco: la atracción hacia el OPPO Find X es inmediata.

Especificaciones técnicas del OPPO Find X

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

No podemos escapar del hardware del teléfono, no en vano es lo que nos acompañará a diario más allá de lo bonito que sea el exterior. Como ya se le supone, las características de lo nuevo de OPPO son de altura, justo al nivel al que apunta el smartphone. En este sentido no se le puede reprochar mucho ya que cubre el 100 % de los usos, incluso el más intensivo. Con nota.

Vayamos allá, esto es lo que trae bajo las capas de cristal el OPPO Find X. Potencia en estado puro.

  • Pantalla: 6,4 pulgadas con resolución 2360×1080 px y aprovechamiento del frontal del 93,8 %.
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 845.
  • GPU: Adreno 630.
  • Memoria RAM: 8 GB.
  • Memoria interna: 128/256 GB.
  • Cámara trasera: dual 20 + 16 Mpx.
  • Cámara delantera: 25 Mpx.
  • Batería: 3730 mAh.
  • Versión de Android: 8.1 Oreo con ColorOS 5.1.
  • Conectividad: 4G LTE, USB C, bluetooth 5…

Belleza y fragilidad se unen en un cuerpo doble de cristal

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

Tener en la mano el OPPO Find X arroja esa doble sensación que tienen las mejores joyas: por un lado es objetivamente precioso, por el otro lamentablemente frágil. El frontal y la cara trasera son tan limpios que no hay elemento que perturbe el diseño. Lástima que cualquier caída será fatal, casi da miedo sostenerlo sobre el suelo.

Se ve y se siente robusto, con una construcción que pule hasta el más mínimo detalle. Son 6,4 pulgadas de pantalla que se aprovechan a un rango nunca antes visto: 93,8 %. Esto provoca una gran inmersión en el contenido que reproduce el panel AMOLED, curvado en los bordes. Un panel que se ve cargado de detalles, con una nitidez sobresaliente y algo cálido por defecto. Es un punto fuerte del móvil, no hay duda.

La pantalla está aprovechada al extremo y con los bordes curvados a lo Edge

El contorno en aluminio del móvil aporta un punto de solidez con el mecanismo de la cámara como elemento disruptivo que centra gran parte de la experiencia. Y aquí entra la gran duda del OPPO Find X: ¿cómo se sentirá ese mecanismo en el uso diario? ¿Y con el paso del tiempo? La sensación en el primer encuentro no es mala, ni mucho menos, pero no sé si acabará lastrando cierta fragilidad.

La pantalla está aprovechada al extremo y con los bordes curvados a lo Edge

El mecanismo de apertura es más  rápido de lo que pudiera parecer en un inicio. Basta con encender la pantalla, desbloquear para iniciar el desbloqueo y el móvil extrae y contrae el bloque de  cámaras en menos de un segundo. Idéntica rapidez a la hora de hacer fotos sin que  se demore el mecanismo: basta con ejecutar la aplicación de cámara para que esta se abra al mismo tiempo que sacan la cabeza los objetivos. Un inconveniente de esto es que, si miras la última foto, las cámaras se cierran; volviendo a liberarse al volver a la interfaz de captura. Esto es algo molesto.

El móvil carece de rupturas en el diseño a excepción de las cámaras cuando están al descubierto. Hueco para el USB de tipo C en la parte inferior, para los micros, para la salida del altavoz exterior justo en la misma zona que el conector y, un detalle extraño, también incluye en esa zona la bandeja para la SIM. La sencillez y limpieza son característicos.

Es un móvil a la altura del 2018 en términos de potencia máxima

La pantalla está aprovechada al extremo y con los bordes curvados a lo Edge

No es un secreto que el OPPO Find X apunta a la gama más alta de smartphones. 999 euros en su precio básico con un hardware que se mueve en ese terreno, el de los móviles pensados para ejercer de insignia de marca. Snapdragon 845, 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento, tres detalles que que aseguran una excelente experiencia.

Una toma de contacto no es el mejor sitio para experimentar toda la potencia del móvil, pero sí pude probar cómo se comportaba en términos generales. La interfaz, pese a ser pesada (ColorOS personaliza en exceso la apariencia del teléfono, con sus lógicas ventajas en forma de software añadido), se mueve con soltura. Es rápido, mucho. También arranca perfectamente los últimos juegos reproduciéndolos con todo lujo de detalles en la pantalla inmersiva.

La pantalla está aprovechada al extremo y con los bordes curvados a lo Edge

La batería tiene gran capacidad, pero quizá se quede tan cerca de los 4000 mAh que me arroja la sensación de que no le hubiese costado mucho a OPPO extender su autonomía para aumentar alguna hora de uso. En el otro lado tenemos la carga rápida VOOC que promete revivir el teléfono en un espacio muy corto de tiempo. Además, OPPO aprovechó para desvelar su nuevo estándar de carga rápida: Super VOOC, con mayor énfasis en la velocidad. Este punto es, precisamente, el que une al sistema con la exclusividad del modelo Lamborghini: se quedará en el OPPO Find X superior precisamente porque la marca de coches se asocia a la velocidad.

La batería es bastante extensa y la carga rápida VOOC aporta el extra de comodidad

En términos de conexiones, el OPPO Find X incluye todas las inalámbricas habituales con sus mejores capacidades. Por contra, eché mucho de menos el lector de huellas que sí incluye su pariente cercano, el VIVO Nex: tener desbloqueo facial y lector de huellas dactilares bajo la pantalla hubiese mejorado la capacidad biométrica del terminal. OPPO respondió que es un tema de comodidad para el usuario: su “Face ID” es tan rápido y seguro que considera suficiente este método de desbloqueo. Parece que se inspire en el iPhone X, y no solo por la manera en la que el reconocimiento facial funciona.

ColorOS actualizado con énfasis en la Inteligencia Artificial

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

El OPPO Find X se alía con Google para integrar Assistant dentro del Find X. También hace más inteligente su interfaz personalizada, ColorOS, consiguiendo que esta se vaya adaptando al uso que se haga del móvil. Gestionará la autonomía y también cómo responde el teléfono; todo en un intento de transmitir una experiencia realmente personal.

La interfaz en sí está lo más alejada posible de Android stock. Parecida a otras capas chinas como MIUI o EMUI, e inspirada en iOS, con ColorOS obtenemos una personalización extrema del fabricante con la opción de instalar temas para adaptar el aspecto al completo. Aplicaciones propias de OPPO, la IA ya mencionada, ajustes del sistema totalmente adaptados, gestos de control para suplir el uso del dock de navegación (se puede activar desde los ajustes) y, en definitiva, un sistema que aporta muchísimas funciones extra a cambio de recargar las opciones escondiendo la esencia de Android. No es malo, sí diferente.

La fotografía va mucho más allá de sus curiosas cámaras motorizadas

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

Hacer una foto con el OPPO Find X no es lo mismo que realizar esa misma foto con otro smartphone. No porque la interfaz aporte opciones diferentes o un sistema de captura novedoso, sí por la delicia de ver cómo sale la cámara del interior del teléfono. Es una sensación, una curiosidad, un aspecto subjetivo que entra por la vista. Fotografiar no es en sí diferente.

Dejemos de lado el motor de las cámaras. ¿Cómo hacen fotos? La respuesta es obvia: como cámara alta que es, la experiencia apunta al segmento superior de smartphones. Multitud de modos de captura, excelente nitidez a pesar de las duras condiciones que tuve en las zonas de prueba, muy rápida enfocando y guardando las imágenes. Se muestra resulta en condiciones deficientes de luz. E incluye modos inteligentes que determinan las condiciones para adaptar los ajustes de captura.

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

El OPPO Find X es muy buena cámara móvil para los que buscan sacar siempre una buena imagen con solo pulsar un botón. También para aquellos que desean darle un toque divertido ya que, siguiendo la tendencia, también incluye su adaptación de los Animojis, stickers para decorar las caras y los pertinentes ajustes de belleza. Incluye distintas interpretaciones de la luz para crear composiciones de estudio. Está bastante conseguido, al menos según mis primeras pruebas.

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

A pesar de que el OPPO Find X se presentó el pasado martes 19 de junio, todas las unidades de pruebas aún no eran definitivas. Esto se notaba en la captura de fotografía: me topé con algún cierre forzoso de la aplicación, con el pertinente movimiento de la cámara para esconderse. También me aseguraron que el móvil tendría modo experto de fotografía, un modo que en las unidades de prueba estaba ausente. Lo encontré a faltar ya que en términos lúdicos el OPPO Find X aporta una excelente experiencia, espero que quienes valoran el modo profesional descubran un móvil adaptado a sus gustos.

La exclusividad del OPPO Find X se paga, quizá demasiado

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

A falta de un análisis completo que revelará la fortaleza del dispositivo, que será notable, he de decir que a mí me ha parecido una apuesta arriesgada que puede naufragar si se la compara con otros móviles de similares prestaciones. Ya sabemos cómo es la gama alta: todos los fabricantes buscan la manera de diferenciarse con su apuesta. La de OPPO es consistente, pero su aspecto más destacado no sobresale tanto como debería.

Durante toda la presentación y el tiempo que estuve con el móvil la marca hizo énfasis en el esfuerzo por el detalle, el diseño, el aprovechamiento del frontal y su innovador sistema de captura y desbloqueo facial. Son detalles que importan, que se sienten en la mano, aspectos destacables que entran por la vista. En el uso es un gama alta que no se diferencia tanto de otro móvil que mantiene dicho estatus.

El OPPO Find X es un móvil que apuesta por el diseño y la originalidad sin sacrificar potencia

Remarco el hecho de que no tuve demasiado tiempo el teléfono, sí lo suficiente para entender hacia dónde apunta el nuevo móvil. Precioso, sí; potente, también; distintivo, sin duda. En prestaciones no se puede diferenciar tanto de un Xiaomi Mi 8, un OnePlus 6 o Asus Zenfone 5Z. Y claro, la comparación de los 999 euros del OPPO Find X contra los smartphones ya citados es clarificadora.

Tengo ganas de analizarlo a fondo para descubrir todas sus virtudes y defectos, el tiempo que pasé con él fue demasiado escaso para apreciar todo lo que da de sí. Es la referencia de OPPO para su mercado y el móvil con el que entrará en Europa. Capacidades tiene, veremos si consigue romper la barrera del desconocimiento e imponer la marca en nuestro mercado.

Toma de contacto con el OPPO Find X, un móvil revolucionario

Source link

Descargar anime por Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *