A mí me bautizaron con un trago de tequila…

Es incoloro o en ocasiones con un tono que llega a ámbar. Tiene un sabor fuerte que raspa la garganta al probarlo. Es la mejor combinación del refresco de toronja o solamente de un limón con sal. Se le considera la bebida alcohólica mexicana por excelencia. Así es, hablamos del tequila.

Actualmente su producción anual alcanza hasta 248.3 millones de litros(2015) y sus cifras de exportación llegan a niveles de 196.8 millones de litros en 2016. Fue hasta la mitad del siglo XVII que se aceptó la compra y venta de esta bebida, emblemática en México y conocida en todo el mundo.

Antes del siglo XVI las hojas del agave azul eran usadas, exclusivamente, para fabricar agujasalfileres, punzones, clavos, cuerdas, y para elaborar papel o cierto tipo de recipientes. Sus cenizas eran utilizadas como jabón o detergente, y sus savia para la curación de heridas.

Esta planta es característica de América y comenzó a procesarse con una técnica original del continente europeo, con la cual se obtiene la bebida a partir de la destilación del mosto fermentado sacado del corazón de la planta que se sigue cultivando en Tequila, Jalisco.

Después de la Revolución Mexicana se comenzaron a buscar expresiones y costumbres que fortalecieron la nacionalidad, y a partir de 1940 la industria del tequila la empezó a desplazar al whisky; su producción fue subiendo rápidamente con el mejoramiento de técnicas y los altos índices de rendimiento e higiene.

Tanta es la fama de esta bebida hoy, que un sinfín de canciones populares hablan de ella en sus letras y hacen referencia a su origen, a cómo es usado para curar el mal de amores. El despecho, el dolor, el abandono y el desamor suelen ser los acompañantes de una botella de tequila.

 

 

Deja un comentario

Clic Aca Mas Info.