Análisis Xiaomi Redmi 5 Plus: Xiaomi se ha vuelto a superar

Error

La evolución de los móviles se ve poco a poco pero en ocasiones hay saltos contundentes que demuestran cómo lo que hasta hace unos meses se veía como gama alta ahora son características que podemos ver en todos los modelos.

Esa esa la sensación que nos ha transmitido el nuevo Xiaomi Redmi 5 Plus, un smartphone que acaba de salir a la venta en España ya que llega desde China solo unas semanas después de su presentación, algo que también pasará con el Xiaomi Redmi Note 5 y 5 Pro.

Con un precio de partida de 199 euros este modelo, que es ligeramente más potente que la variante sin el apellido Plus (la cual cuesta 179 euros), se posiciona como un rival directo de otras propuestas como el Honor 9 Lite o el Xiaomi Mi A1.

8,0

  • Pantalla de 5.99″
  • Snapdragon 625
  • Cámara de 12 Mpx
  • Batería de 4000 mAh
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de Almacenamiento
  • Peso: 180 g
  • Dimensiones: 158.5 x 75.5 x 8.1
  • Resolución de 2160 x 1080
  • Más especificaciones

PVP 199€

Durante una semana hemos estado usando este dispositivo como smartphone único y hemos exprimido el terminal usándolo para hacer fotos, jugar (y mucho) y realizar todo tipo de tareas, sobre todo para ver si como parece puede ser una opción válida para cualquier tipo de usuario.

Video review

Una nueva forma de ver la gama Redmi

Los móviles este año tienen a tener unas características estéticas y de diseño clara y en este modelo vemos la mayoría de ellas.

La más importante es la pantalla. En el Redmi 5 Plus vemos cómo se alarga el panel para llegar a una diagonal de 6 pulgadas pero con un ratio 18:9 que lo hace alejarse de la sensación en mano que podría dar por ejemplo el Xiaomi Mi Max 2, un móvil con no mucha mas pantalla pero sí tamaño, por su relación 16:9.

Otra de esas características es la curvatura de las esquinas de la pantalla lo que a muchos no gusta pero que personalmente creo que queda bien. En el modelo con el frontal blanco es bastante llamativo.

Por supuesto con este tipo de pantalla por fin Xiaomi abandona los botones en el marco inferior de la pantalla y los incluye dentro de la misma. Gracias a ello la reducción de marcos es notoria aunque sigue existiendo una franja negra alrededor del panel.

En la mano el terminal es grande y pesado pero no tanto como para ser incómodo de llevar o de sostener. También hemos de alabar la elección de colores que hace que sea realmente juvenil. Más de una persona nos ha preguntado por el móvil mientras realizábamos el análisis y es que atrae miradas.

Por rendimiento no será

Los Redmi son la parte más baja de la familia y es cierto que en este caso contamos con un procesador que lleva ya un tiempo entre nosotros. Sin embargo el Snapdragon 625 sigue peleando bien con sus rivales directos en precio y es que por debajo de 200 euros no hay mejores alternativas.

La memoria RAM y el almacenamiento interno también juegan a favor de este terminal. 4 GB en el caso de la primera y 64 GB en el caso de la segunda hacen que cualquier opción que no tenga al menos la misma capacidad quede perjudicada en un enfrentamiento directo.

No obstante hay algunas pegas que ponerle a este modelo y es que si bien hemos podido jugar a HearthStone, Tekken y otros juegos exigentes el desempeño no podemos decir que sea le mismo que el de otros smartphones más potentes, es obvio.

Xiaomi sigue sin implementar el NFC

Pero lo que no llegamos a entender es la obsesión de Xiaomi por no poner NFC en sus móviles. Cuando los importábamos podríamos entenderlo, en China no se usa, pero ahora que distribuye de manera oficial en España y quiere expandirse al resto de Europa quizás deba empezar a planteárselo.

Sí que cuenta este modelo con radio FM y sensor de infrarrojos y aunque se da por descontado también tenemos puerto de jack 3.5 mm para enchufar unos auriculares convencionales.

Los test de benchmarks probados nos han dado 845 y 4249 puntos (Geekbench 4), 463 puntos (3D Mark) y 76305 (Antutu).

Adiós a las pantallas pequeñas

Esta es una de las principales mejoras de este modelo y es que no sólo crece en tamaño llegando a rozar las 6 pulgadas (5.99 para ser exactos) sino que al ser más alargada no es mucho más ancha que la de un Xiaomi de 5.5 pulgadas. La resolución es FHD+ pero los 2160 x 1080 px no penalizan en absoluto la batería, algo importante.

Eso sí, se mantiene un borde negro en su contorno y las esquinas como hemos comentado están redondeadas, algo que chocará bastante a algunos usuarios que siguen prefiriendo las esquinas rectas.

En cuando a la calidad no podemos hablar mal. Tiene buen rango de color, permite modificaciones como el cambio de temperatura o el encender la misma con un doble toque y además tiene modo de lectura.

Esta disminución de los tonos azules puede ser programada o activada de manera puntual.

Los fondos de pantalla son otra de las opciones de personalización de la pantalla. Carrousel es una función de MIUI que permite que las imágenes cambien de manera automática cada cierto tiempo configurable, entre las temáticas que elijamos.

Hola a la batería de los Note

La batería de este modelo recuerda a la de los Redmi Note. Son nada menos que 4000 mAh y entre eso y que Xiaomi es una de las marcas que mejor autonomía obtienen en sus móviles estamos ante uno de los aspectos mas destacables de este modelo.

Hemos realizado varias pruebas de uso. Una en interiores exclusivamente con Wifi nos ha llegado a dar seis horas de pantalla con dos días completos de autonomía, habiendo jugado, hablado por teléfono y usado apps sociales.

Si hacemos un uso más convencional en exteriores, con mayor brillo de la pantalla y con un uso de la red móvil más cercano a la realidad vemos cómo las cifras caen pero llegamos de sobra al final del día con más de 6 horas de pantalla, que serán menos en función de parámetros como la cobertura o las apps usadas.

Eso sí, se echa en falta la carga rápida y sobre todo que Xiaomi hubiera apostado por el conector USB Tipo C que ya vemos en móviles chinos mucho mas baratos.

La cámara cojea levemente

La cámara sigue siendo el punto a estudiar con detalle si queremos saber en qué categoría encaja un smartphone.

Este Redmi 5 Plus no tiene cámara doble pero Xiaomi ha presumido de buena cámara en su presentación. La realidad es que si bien para la zona del catálogo en la que está la calidad es válida la realidad es que si miramos en detalle vemos algunas carencias.

El detalle y nitidez de las imágenes en los bordes de los elementos flaquea en ocasiones y el rango dinámico no es todo lo bueno que nos gustaría.

Sí que tiene HDR pero no de forma automática por lo que tenemos que elegir si lo queremos o no.

De noche la calidad de las fotografías baja bastante y aquí sí se nota que estamos probando un terminal de la familia Redmi y no de la gama Mi.

Tenemos que cuidar cómo enfocamos tanto detrás como delante y es que si bien los selfies de noche se ven beneficiados de la presencia de un flash LED la calidad de las autofotos nos ha parecido mejorable.

Pese a todo y siendo neutrales, podemos decir que la experiencia de este apartado es correcta para el precio del móvil pero que poco muy poco más quizás no interese irnos por el Xiaomi Mi A1.

Interfaz

Con la única salvedad del Xiaomi Mi A1, la empresa china sigue apostando por MIUI para sus teléfonos y es esta la capa gráfica que usaremos en el Redmi 5 Plus.

Al contrario que en otras modificaciones de Android, como EMUI, aquí no podemos poner un cajón de aplicaciones para tener todas las apps y al final hemos de optar por tenerlas en carpetas a lo largo de los escritorios, aunque no queramos.

Las aplicaciones preinstaladas son las que vienen con el sistema y no hay apps de terceros salvo las de Microsoft y WPS. Estas se pueden desinstalar de forma sencilla pero no así las apps propias de MIUI, que ni siquiera se pueden deshabilitar.

Android 7.1.2 es la versión del sistema junto con MIUI en su versión 9, con las mejoras que eso implica.

En el día a día el uso de la interfaz no es complicado y tiene muchas más opciones que la versión de stock de Android. En la personalización hemos de destacar los temas, que modifican no sólo los iconos y fondos de pantalla sino también los colores del sistema en ajustes y en las notificaciones.

En estas también hay cambios como el poder acceder al clima o al calendario si pulsamos en las zonas indicadas para ello.

Eso sí, hemos de tener en cuenta que parte del buen hacer de los móviles de Xiaomi con la autonomía es por la gestión de MIUI y tenemos que hacer que las apps no se cierren en segundo plano si así lo queremos. Por ejemplo Dropbox y WhatsApp son dos de los servicios que hemos elegido tener siempre funcionando, porque es como son más útiles.

Conclusión

Esta ha sido sin duda la iteración elegida por Xiaomi para que sus Xiaomi Redmi dejen de ser el estandarte de la gama baja. Para ello tiene ya a la gama A, tanto en Redmi como en Redmi Note.

El Xiaomi Redmi 5 Plus es un móvil que ajustando mucho el precio gustará a todos los que valoren eso, el coste, sin renunciar a un diseño correcto (quizás el color negro siente mejor al frontal), una batería espectacular y un rendimiento por encima de la media.

No es un móvil perfecto y obviamente hay que hacer algunos sacrificios. La cámara no es mala pero es de las prestaciones que menos nos ha impactado y por supuesto hemos de remarcar la ausencia de NFC y conector Tipo C y carga rápida.

Es un smartphone, como prácticamente todos los de la marca, muy recomendable, y en un país como el nuestro podría convertirse, fácilmente, en un éxito de ventas.

Análisis Xiaomi Redmi 5 Plus: Xiaomi se ha vuelto a superar

Source link

nyanime

Bienvenidos a http://ny-noticias.com Noticias actuales, curiosidades, Ciencia y Tecnologia!

Deja un comentario

Clic Aca Mas Info.